5/02/2017

LOS GUAJIROS EXIGEN A SANTOS EL RESPETO AL DERECHO A PARTICIPAR EN LAS DECISIONES SOBRE LOS MEGAPROYECTOS MINEROS E HIDROCARBURIFEROS EN SUS TERRITORIOS.



LOS GUAJIROS EXIGEN A SANTOS EL RESPETO AL DERECHO A PARTICIPAR EN LAS DECISIONES SOBRE LOS MEGAPROYECTOS MINEROS E HIDROCARBURIFEROS EN SUS TERRITORIOS.

Las organizaciones, dirigentes y autoridades tradicionales de comunidades wayuu del sur, centro y norte de La Guajira abajo firmantes, reunidos en la comunidad de la Horqueta, municipio de Albania La Guajira, los días 28 y 29 de abril de 2017 expresamos a la opinión pública departamental, nacional y mundial nuestro rechazo a las políticas del gobierno Nacional y a la presencia de multinacionales en nuestro territorio, que solo vienen a despojarnos de nuestras riqueza. De igual manera, respaldamos  la lucha de las comunidades de la Horqueta en defensa del arroyo Bruno, al magisterio del departamento en su lucha por el derecho a la educación pública así como también la lucha de los charqueros de Manaure por el derecho a  explotar la salina que tradicionalmente les ha pertenecido y hoy el gobierno nacional ha entregado a la multinacional BigGroup.
La Guajira se debate en la peor crisis de su historia como consecuencia de la aplicación en Colombia del modelo extractivista que la especializo  como nación exportadora de productos minero energético desde los comienzos del siglo XXI.
El departamento es una de las zonas del país con mayores recursos minero energéticos al poseer 3.720 millones de toneladas de carbón, que representan el 56,6% de las reservas nacionales; su cuenca gasífera equivale al 35% de las reservas nacionales; produce 560 MW de energía eléctrica; además tiene un potencial para generación de energía eólica de 21.000 MW, el doble de las necesidades nacionales, tiene las mayores potencialidades del país para producir energía solar y  tiene  la mina de sal marina más grande de Colombia. La gran mineria ha ejercido un efecto muy marginal en el crecimiento de la economía Guajira, ya que es una actividad con alta composición de capital y baja capacidad de generación de empleo con escasa inversión en actividades colaterales en los municipios, a lo anterior, se adiciona la exclusión del pago de impuestos directos de las empresas al departamento y los municipios y la centralización y recorte del monto de las regalías ha llevado a una gran fragilidad fiscal al departamento y municipios minero.  

El extractivismo en el departamento produjo el cambio en el uso de la tierras agropecuaria por el  uso minero cuya secuela inmediata fue  la pérdida de la soberanía alimentaria situacion que lo ubica en el primer lugar de desnutrición global y la muerte  por física hambre de más 5000 niños en los últimos 8 años.
El rio Ranchería es el más importante del departamento, pero, es un rio muy frágil  comparado con el resto de ríos del país. No obstante, la gran mineria del Cerrejon  ha contaminado las fuentes de agua, los suelos y el aire con metales pesados y substancias químicas; a sus afluentes como los arroyos Tabaco y Aguas Blancas les modificaron sus cauces y más de 10 arroyos  tributarios del Rio han desaparecido por la acción de esta minería. Hoy en complicidad con el gobierno de Santos pretende modificar el curso de arroyo Bruno, uno de los afluentes principales del Ranchería.
Hoy existen en concesión minera en poder de multinacionales 172.000 has, pero hay solicitud para  concesionar 653.000 de otorgarse estas solicitudes el área concesionada serian de 825.000 has, lo que significaría que el 40% de la extensión territorial estaría en poder de las multinacionales mineras. Lo que indica que habran mas desplazamientos de pobladores que se sumaran  los más de 20.000 guajiros desplazados por Cerrejon.
El gobierno de Santos, uno de los gobiernos más corruptos en la anales nacionales, pretextando luchar contra la corrupción en La Guajira y a la usanza de los sátrapas intervine el departamento con el unico objetivo de restringir   la participación ciudadana para centralizar la toma de decisiones sobre proyectos extractivos. Los guajiros demandamos de Santos  el respeto al derecho a participar en las decisiones sobre los megaproyectos mineros e hidrocarburiferos y energías alternativas en sus territorios.
Por lo anterior, tomamos la decisión de unificarnos con el Comité Cívico por la Dignidad de La Guajira y  hacer un llamado a las autoridades tradicionales y organizaciones wayuu y al pueblo guajiro en general a organizar y respaldar un paro cívico departamental indefinido para que el gobierno del presidente Santos, respete la participación de las comunidades locales, la autonomía territorial y el derecho a decidir sobre  la explotación de sus recursos naturales no renovables.
1.     Pitulumaana 1,
2.     Pitulumaana 2,
3.     La Horqueta,
Tamaquito 2, 
4.     San Vicente,
5.     Jiirawaikat,  
6.     La  horqueta 1,
7.      Botoinchon,
8.      O*uisinaluu,
9.     Panchomaana,
10.                       Kasischon,
11.                      Katzaliamaana,
12.                      Matentamaana,
13.                      Caicemaapa,
14.                      La Ceiba,
15.                      Piedra Amarilla,
16.                      Kutimpa,
17.                      Resguardo Zaino,
18.                      kasischon (uribia),
19.                      Piouleka, Siimaana,

ORGANIZACIONES
Destino Nativo,
 Nación Wayuu,
Juventud de ONIC.
Comunidad charito
Comité Cívico por la Dignidad de La Guajira.
Comité comunitario de Matitas
Centro de Estudios del Carbón
Colectivo de comunicaciones del resguardo indígena de Zahino.
Organización Colombiana de Estudiantes.


No hay comentarios:

Publicar un comentario