11/25/2016

Corpoguajira, responda!



Corpoguajira, responda!

Por: Juan Zambrano Romero

A raíz de los argumentos presentados en dos informes recientes, uno de junio de 2016, denominado “Negro como el Carbón” por Forum Syd que es una organización no gubernamental sueca, que trabaja sobre el reconocimiento de los derechos de las personas, y el otro de Octubre del presente año “Amicus expediente T-5445609” denominado “La naturaleza va a tardar millones de años cicatrizando”, basado en el irreparable daño del Cerrejón, que puede ser consultado en el link http://www.vice.com/es_co/read/cerrejon-mineria-carbon-guajira-agua-wayuu, en el cual plantea consideraciones ambientales del proyecto carbonífero de El Cerrejón, elaborado por Julio Fierro Morales, Geólogo MSc Geotecnia y Ana María Llorente Valbuena, Ingeniera Ambiental MSc Geomática (a), apoyado por el grupo de investigaciones de la Corporación Geoambiental Terrae, que es una entidad sin ánimo de lucro cuyo objeto social es generar conocimiento geo científico y suministrar bienes y servicios para contribuir en la solución de problemas conceptuales y geo ambientales, se hace necesario seguir analizando el permanente silencio de nuestros Representantes a la Cámara y de la dirigencia en torno a este delicada y espantosa problemática que se le ha venido ocasionando a la Guajira, y que como voceros del pueblo están llamados a representarla y defenderla ante el angustiado grito que vienen haciendo la comunidad en general y sobre todo la comunidad aledaña a la zona de influencia del proyecto Cerrejón entre ellos los indígenas y afrodescendientes de Chancleta y Patilla.

He venido realizando un juicioso análisis de los contrastes, para no decir mentiras, engaños y ocultamiento de la verdad en las aseveraciones que ha venido exponiendo el Cerrejón sobre la “Minería responsable” y la realidad que está viviendo el pueblo Guajiro al reclamar un pronunciamiento fuerte y decidido de parte de sus congresistas. En Abril pasado la Comisión Segunda de la Cámara de Representante sesionó en el municipio de Albania y en el orden del día se estableció escuchar a la comunidad y a los líderes de la región sobre el desvío del arroyo bruno. La conclusión principal de dicha sesión fue que los congresistas asistentes se comprometían a realizar un debate en el Congreso sobre el desvío del bruno expresando su desacuerdo con el mismo, pero hasta la fecha no se ha sabido nada al respecto o por lo menos que se haya realizado un debate serio, profundo y argumentado en el Congreso que haya dado lugar a que el Gobierno Nacional desista o revoque la licencia ambiental o permiso para tal desvío.

Después de haber realizado el respectivo análisis al primer informe arriba referenciado en el artículo que titulé “Pura Burbujas”, me referiré a este segundo documento denominado “La naturaleza va a tardar millones de años cicatrizando”, basado en el irreparable daño del Cerrejón a nuestros suelos, a nuestro aire, a nuestro ambiente y a nuestra población en general con la explotación que ha venido afectando al Departamento de la Guajira con la explotación a gran escala de carbón a cielo abierto, actividad ésta reconocida por sus fuertes impactos ambientales en todo el mundo. Como argumento podemos referirnos a los importantes e interesantes estudios sobre mega minería a cielo abierto de carbón realizado por la Contraloría General de la Republica en donde se estipula que “Los impactos

ambientales no han sido reconocidos en su totalidad y que su evaluación y manejo son deficientes, por lo cual se puede afirmar que se están constituyendo pasivos y daños ambientales, acumulándose los impactos sobre el agua, el suelo, el aire y lo que es más grave, sobre la salud de los pobladores, convirtiendo las licencias y permisos en patentes de corso para permitir daños ambientales”.


En marzo de 2015 en el Diario del Norte, titulé un artículo “Será que se es responsable con la Guajira?, tratando en ese artículo de hacer una reflexión sobre los otorgamientos indiscriminados de las concesiones, permisos, autorizaciones y licencias ambientales en los proyectos que generan altos impactos ambientales en el medio ambiente, advirtiendo además a Corpoguajira para que analizara, estudiara y tomara una decisión técnica pensando en la Guajira sobre la solicitud de permiso del Cerrejón para desviar el arroyo bruno, ya que era trascendental para el Departamento y que debería hacerlo de frente al pueblo guajiro, asumiéndose con total responsabilidad, teniendo en cuenta los innumerables argumentos que se han esbozado sobre la desventajas de ese despropósito. Además le hacíamos referencia sobre el concepto de la Contraloría General de la República sobre el principio de precaución. Se le solicitó hacer una Audiencia Pública Ambiental, pero nada de eso valió. Ahora aparecen estos dos importantes estudios arriba anotados en el que se vislumbra el panorama oscuro de nuestro Departamento con la explotación de las minas del Cerrejón. En ese artículo me preguntaba si la Corporación Autónoma Regional de la Guajira – Corpoguajira sería responsable con la Guajira, pero lastimosamente los permisos se concedieron. Como ciudadano me asiste el derecho a exigirle a la Corporación Autónoma Regional de la Guajira – Corpoguajira como la entidad rectora del ambiente en el Departamento y encargada de realizar permanentes revisiones y monitoreos para que no se vulneren los índices permisibles de los impacto negativos generados en el proyecto, para que le responda a la comunidad, al pueblo de la Guajira sobre los escalofriantes e irrefutables estudios e informes documentales referenciados. Señores de Corpoguajira, Desmiéntalos!. A ver si puede.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada