7/23/2016

EL GOBERNADOR QUE NOS ACUSA


EL GOBERNADOR QUE NOS ACUSA
Fredy González Zubiría
En La Guajira todos esperábamos que nos enviaran un gobernador técnico. Un hombre reposado que se sentara a analizar los problemas del departamento desde sus raíces. Que propusiera salidas reales a problemas como el económico de las comunidades indígenas y al desempleo reinante en todo el departamento.
Para tener credibilidad como autoridad no hay que ser un patán. Vélez resultó un prepotente y energúmeno. Llegó gritando a todo el mundo y tratando a los funcionarios como peones. Cree que todos los guajiros somos bandidos o sospechosos de serlo. Ahora estoy seguro que los funcionarios que despidió son más honestos y decentes que él.
Enfermizo con los medios, Vélez quiere sorprender con audaces y explosivas declaraciones por hallazgos administrativos. Intenta hacer de cada frase una noticia y de cada gesto una foto. En su afán de dar golpes de opinión, Vélez ha entregado información falsa. La “guaca” de 200 mil millones, ni estaba escondida, ni está disponible. Es plata ajena. El 22 de julio lanzó otra “bomba” a los medios: “El 89% del presupuesto está ejecutado”. Una fuente muy seria asegura que sólo se ha ejecutado el 53%.
En aras de la equidad y la transparencia, se esperaba que la hoja de vida de Jorge Enrique Vélez fuera intachable, un líder. Estábamos bien equivocados, ni lo uno, ni lo otro. Su padrino político por una década, fue el tristemente célebre Luis Alfredo Ramos, quien fue capturado y procesado por parapolítica. En el 2002 Jorge Enrique Vélez aspiró a la alcaldía de Medellín y quedó en un lejano cuarto lugar con 25.000 mil votos.
Luego Vélez aparece como propietario del 39% de las acciones la empresa automotriz Estrella S.A. Según la revista Dinero, esta firma se vio involucrada en un presunto delito penal, lo que llevó a la Superintendencia de Sociedades en el 2013 a pedir a la Fiscalía investigar al dueño de Factor Group por posible estafa, caso que involucra a Estrella S. A. y al actual gobernador encargado de La Guajira Jorge Enrique Vélez.
El 2006 se lanzó al Senado y se ahogó de nuevo. En el 2010 se lanzó otra vez y se volvió ahogar. En el 2012 la Corte Suprema de Justicia le abrió investigación por presuntamente haber recibido para su campaña 60 millones del paramilitar alias “El Tuso”. Posteriormente, gracias a sus relaciones, fue nombrado como Superintendente de Notariado y Registro. En síntesis, el gobernador que nos acusa, el hombre intachable y el embalse de moral que anunciaron los titulares, no es tal.
En aras de la transparencia, sería saludable que Jorge Enrique Vélez le dijera a La Guajira si recibió o no, dineros de “El Tuso”. Y en caso de haberlos recibido, los guajiros necesitamos saber si él devolvió ese dinero o lo piensa devolver durante su gobierno en La Guajira.
Parece que el Presidente Santos envió a alguien que le hala a todo y está dispuesto a todo. Vélez debe tener una misión política que con el trascurrir de los días se ha visibilizado y no es moralizar el departamento, porque él sería el menos indicado con los antecedentes que tiene. “Dime a quien persigue y te diré para quien trabaja”.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada