3/16/2015

EL FUTURO DEL ARROYO BRUNO LO DETERMINARA EL PUEBLO GUAJIRO Y NO UNAS MULTINACIONALES EXTRANJERAS!



EL FUTURO DEL ARROYO BRUNO LO DETERMINARA EL PUEBLO GUAJIRO Y NO UNAS MULTINACIONALES EXTRANJERAS!

Declaracion Publica.
Las comunidades, organizaciones sociales y políticas, ambientalistas,  trabajadores del sector minero-energético colombiano,  artesanos, indígenas, estudiantes, educadores, defensores de derechos humanos y demás participantes en el GRAN FORO EN DEFENSA DEL ARROYO BRUNO, LA SALUD Y EL MEDIO AMBIENTE, realizado los días 4 y 5 de marzo del 2015  en el Centro Cultural salón Sierra Nevada de Riohacha, comunicamos a la sociedad colombiana y a los pueblos del mundo las siguientes conclusiones:
La empresa Carbones del Cerrejón Limited, dentro de su proyecto de expansión P40, que tiene por objetivo  “elevar la producción de 32 a 40 millones de toneladas anuales a partir de 2015”  pretende en complicidad con el gobierno de Juan Manuel Santos la desviación  del arroyo Bruno, uno de los principales afluentes del rio Ranchería. Dado que La Guajira, más del 80% de su territorio es semidesértico y la oferta hídrica es muy frágil, la modificación del curso de este arroyo puede derivar en la perdida de la biodiversidad, aumento acelerado de la sedimentación y la evatranspiracion así como graves alteraciones en las zonas de vida y la probable muerte del arroyo.
Las políticas neoliberales que se vienen aplicando en el país, desde la década del 90 del siglo pasado, por los sucesivos gobierno nacionales y en particular en los dos de Juan Manuel Santos, hemos perdido la soberanía sobre los bienes naturales y los alimentos, permitiendo que las multinacionales tengan hoy el  control de su uso, en función de los negocios mineros y energéticos, ahora facilitados también en los tratados de libre comercio. La institucionalidad ha sido suplantada por la “Responsabilidad Social Empresarial”, se vendieron las empresas públicas del sector, las que sobreviven lo hacen bajo la lógica neoliberal,  se flexibilizan las normas ambientales, laborales y tributarias para generar “Confianza Inversionista”, se acomodaron a esos intereses las consultas previas y se criminalizaron las protestas en contra de tales medidas.
Estas políticas han sumido a La Guajira en la peor crisis de su historia, se cambió la vocación agropecuaria por la minera, que aunque ocupa el 60,9 % del PIB departamental solo genera el 2,9% de los empleos, el 65,2% de su población tiene necesidades básicas insatisfechas; el 53,4% de los guajiros superviven con menos de 200 mil pesos mensuales, una   tasa de cobertura de acueducto del 51,2%, apenas, superado por el Choco,  el analfabetismo es del 37% y el 25% de sus niños viven en desnutrición crónica y  su red hospitalaria está en situación de quiebra. De igual manera, la minería ha empobrecido los suelos; la desaparición de una decena de arroyos tributarios del Ranchería y la contaminación de las aguas superficial y subterráneas; la intervención de casi 12.000 has de Bosque seco tropical;  el desplazamiento de sus propios territorios de más  de 20.000 guajiros y destrucción de más de 10 poblados.
Anunciamos que no permitiremos que  ninguna multinacional extranjera determine nuestro futuro. Al pueblo guajiro, le asiste el derecho  a decidir sobre sus territorios y los bienes de la naturaleza aquí existentes, sin ninguna injerencia, presión o engaños que ponga en riesgo nuestros sistemas económicos, proyectos de vida y sistemas culturales. Por esto, exigimos de parte del estado y de las multinacionales, el respeto a las autoridades tradicionales, leyes y costumbres de los wayuu y pueblos indígenas de la Sierra Nevada, afrodescendientes y del pueblo guajiro en general. Por consiguiente, exigimos del Gobierno Nacional que no se puede realizar ningún emprendimiento minero-energético en nuestro departamento, sin contar con la consulta previa y la autodeterminación de las comunidades sobre sus territorios
La defensa del rio Ranchería nos enseñó que solo construyendo y fortaleciendo la más amplia unidad de todos los guajiros, a través de la movilización social, podremos derrotar este despropósito del Cerrejón y del Gobierno de Santos de desviar el arroyo Bruno. En este debate sobre el desvió del arroyo y sobre la gran minería en la Guajira  debe vincularse a la sociedad entera. Es necesario que todos los sectores críticos de este desvió desde lo ambiental, lo étnico, lo cultural, los derechos, lo académico, lo productivo, lo político y lo laboral, nos involucremos en la definición de un futuro diferente para la nación y la Guajira.
Por todo lo señalado proponemos:
1.      Realizar la gran Marcha Departamental en Defensa del Arroyo Bruno, de manera conjunta con los otros sectores sociales este jueves 19 de marzo en la ciudad de Riohacha.
2.      Organización de foros municipales, en Maicao, Barranca y Albania en el mes de abril.
3.      Convocamos  a los guajiros a crear las condiciones propicias de organización y movilización social para realizar un Paro Cívico Departamental en Defensa del Arroyo Bruno.
4.      Realizar el Gran Foro Internacional Efectos Dejados por la Gran Minería del Cerrejón en la Guajira, en la ciudad de Viena, en el mes de junio, con la colaboración de ongs internacionales.
5.      Aprovechar la realización del foro en Europa para visitar y denunciar ante el parlamento y partidos políticos de los principales países europeos para denunciar los destrozos y abusos ambientales, sociales, culturales y económicos dejados por esta minería del Cerrejón durante más  de 30 años.
6.      Elaboración de una solicitud de medidas cautelares a la ONU  y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos para que se garantice  el derecho al agua de las comunidades wayuu y de negritudes.
7.       Reunión con todas las organizaciones políticas del departamento para que fijen  posiciones frente a este atentado a la vida y al medio ambiente.
8.      Solicitar a los parlamentarios consecuentes del departamento y  del país para la realización de un gran debate en el congreso.
 Firman esta declaración:
Comité Cívico por la Dignidad de la Guajira, Sintracarbon, Comité Cívico por la Defensa del Rio Ranchería y el Manantial de Cañaverales, Reclame, Movimientos Fuerza de Mujeres Wayuu, Fecodemigua, Censat- Agua Viva, Cinep, Cedetrabajo, Mane Guajira, Aceu, , Oce Guajira, , Comité Departamental de los Servicios Públicos Domiciliarios, Centro de Estudios del Carbón, Resguardo indígena Zahino, Resguardo indígena  de Caicemapa, Centro de Estudios del Carbón,  Mi planeta Azul, Delegación Pueblo Zenu, Coochopen L.T.D.A, J.A.C Oreganal, Resguardo Indígena Rodeíto el Pozo, Sintrabienestar,  Asociación de Estudiantes de Secundaria de la Guajira, CUT-  Guajira, Fundación Ayatain, Comité de Servicios Públicos Domiciliarios del Barrio los Esfuerzos de Riohacha,Comité de Servicios Públicos Domiciliarios del Barrio  Santo Domingo de Riohacha, Comité de Servicios Públicos Domiciliarios del Barrio Taguaira de Riohacha, Comité de Servicios Públicos Domiciliarios del Barrio Cristo Rey de Riohacha, Comité de Servicios Públicos Domiciliarios del Barrio las Mercedes de Riohacha,Junta de Vivienda del Barrio 1 de Marzo, Junta de Acción Comunal del Barrio Santo Domingo,Junta de Acción Comunal del Barrio San Judas, Riohacha, Junta de Acción Comunal del Barrio Villa Sharid, Riohacha, Polo Democrático Alternativo. PDA
Riohacha, 5 de marzo del 2015.
.







.













No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada