4/17/2014

Dignidad Agropecuaria ratificó paro campesino del 28 de abril




Luego de un encuentro de líderes realizado el martes en Manizales, el movimiento Dignidad Agropecuaria ratificó la convocatoria a paro del próximo 28 de abril.
En un comunicado dado a conocer ayer a la opinión pública, los voceros manifiestan el descontento, luego de diversos intentos del gobierno nacional por frenar la movilización.
“Después de varias reuniones con los ministros del Interior, Aurelio Iragorri; Agricultura, Rubén Darío Lizarralde; Hacienda, Mauricio Cárdenas y con otros funcionarios del gobierno, no fueron atendidas las solicitudes de cumplimiento cabal de los acuerdos firmados por representantes oficiales con distintos sectores  agropecuarios durante 2013”, dicen en el documento. 
Asimismo, resaltan que a los cafeteros del país les siguen adeudando más de $130 mil millonesdel subsidio PIC de 2013. “Tampoco se ha pagado un solo peso de 2014 a los cafeteros que vendieron su grano a compras privadas y que corresponden a los periodos en los que se ha causado”. 
De igual manera, aseguran  que en el acuerdo de Neiva se estableció la condonación de las deudas en mora por menos de $20 millones, pero que a la fecha más de 100 mil agricultores siguen penando porque sus predios van a ser rematados o embargados. 
“Situación que se genera a raíz de que los alivios crediticios prometidos no operan o no cobijan los montos adeudados o, en muchos casos, las exigencias acerca del patrimonio familiar —para que sean favorecidos— son inferiores al valor de las propiedades de los deudores”. 
Por otro lado, argumentan que las salvaguardias a la Comunidad Andina de Naciones, CAN, para importaciones de leche y productos de clima frío se levantaron, pero que nada se ha hecho en el programa para reactivar los cereales, ni menos para el control del precio de fertilizantes y demás insumos. 
“Tampoco se ha hecho nada para controlar el contrabando y se importan, sin justificación, bienes producidos en exceso en Colombia como azúcar, etanol o la cebolla con un contingente libre de Perú de 75 mil toneladas, y el caso del frijol es de ruina generalizada por la sobre oferta venida de afuera y el bajo precio del género extranjero”.
Defensa a la protesta
En el comunicado, piden que los colombianos entiendan las razones de la protesta. “No obedece a fines diferentes a la situación de declive del campesino y del empresario agrícola que, aunque en algunos renglones puedan tener hoy una coyuntura de precios favorables, están en vía de extinción por la falta de una política de Estado para la agricultura”, concluyen

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada