8/09/2013

EL AGUA DE MAICAO Y LA PACIFIC RUBIALES





EL AGUA DE MAICAO Y LA PACIFIC RUBIALES

FREDY GONZÁLEZ ZUBIRIA

Los duros racionamientos de agua potable que está sufriendo Maicao, debido entre otras razones, al inclemente verano, no son nada en comparación con lo que viene, si la petrolera canadiense Pacific Rubiales logra su cometido de realizar exploraciones, y eventualmente explotaciones, en los Montes de Oca.

La serranía de los Montes de Oca, es el extremo norte de la Serranía del Perijá, último tramo de la Cordillera Oriental de Colombia. Allí se encuentra la más importante reserva ecológica de La Guajira, conserva gran variedad de animales como tortugas terrestres, marsupiales, armadillos, osos perezosos, monos, y alberga dos terceras partes de los anfibios de la región Caribe. A su vez, la zona es la fábrica de agua de Maicao y Albania, allí nace el río Carraipía y los arroyos Porciosa, Majayura, La Chingolita, Bruno, Jotomahana y Tabaco.

En entrevista con Cesar Arismendi Morales, Director de la Oficina de Planeación de la Guajira y Presidente del Consejo Directivo de Corpoguajira, dijo que la corporación había negado a la trasnacional la autorización para la exploración, debido a que desde el 2008, los Montes de Oca fueron declarados reserva forestal.

Para sorpresa, en mayo de este año llegó un sospechoso concepto de la entidad Parques Nacionales Naturales de Colombia, adscrita al Ministerio de Medio Ambiente, supuestamente encargada de la conservación de la diversidad biofísica de los ecosistemas del país. En el documento, Parques Nacionales afirma que los Montes de Oca, no cumple los requerimientos para ser declarada área protegida, “porque no existe información suficiente para verificar el cumplimiento de los atributos de biodiversidad”. Entonces Corpoguajira se vería obligada de conceder la licencia de exploración a la Pacific Rubiales.

Casualmente este concepto apareció precisamente luego de negársele el permiso a la petrolera. Pregunta ¿En qué se perjudica Parques Nacionales si los Montes de Oca continuaban como reserva forestal en un departamento cuyo territorio en buena parte es semidesértico?

La Pacific Rubiales ha estado en las primeras páginas de la prensa nacional en los últimos meses. En mayo, la Comisión Quinta del Senado recomendó al gobierno nacional no prorrogarle los contratos de exploración y explotación que vencen en el 2016. El senador Jorge Robledo denunció las amenazas de la empresa al periodismo crítico y las sumas exorbitantes que invierte en campañas publicitarias, "para paralizar periodistas". Según el congresista, el año pasado la empresa invirtió 11 mil 700 millones de pesos en avisos publicitarios en los principales medios de comunicación del país, y agregó que hay casos de periodistas que han sido despedidos por escribir u opinar en contra de Pacific Rubiales.

En la actualidad Pacific Rubiales posee el 19% de las acciones del canal Cablenoticias y hasta hace pocos días fueron accionistas de El Tiempo. La petrolera le tiene cuatro denuncias al periodista Héctor Mario Rodríguez, director del portal de noticias Primera Página, dos en Colombia y dos en los Estados Unidos.

Aquí viene otra casualidad. Uno de los abogados de la Pacific Rubiales es Néstor Humberto Martínez, conocido de vieja data de Julia Miranda Londoño, directora de Parques Nacionales Naturales de Colombia, quien firma el concepto que desprotege a los Montes de Oca. Su esposo Juan Carlos Esquerra fue ministro de defensa de Samper y compartió gabinete con Néstor Humberto Martínez, ministro de Justicia de la misma administración. A su vez, Martínez y Miranda comparten muy cercanos el ejercicio docente. Ambos han sido compañeros de docencia en la facultad de derecho de la Universidad Javeriana, exactamente en la maestría en Derecho de Seguros.

Según el valioso texto Montes de Oca, escrito por tres reconocidos biólogos, en ese territorio habitan cerca de 15 especies de fauna y flora declaradas a nivel nacional en peligro extinción, entre ellos, el jaguar, el caimán aguja, el águila solitaria, el cóndor y el oso hormiguero. Julia Miranda Londoño debe entender que las reservas no solo deben valorarse de manera cuantitativa sino cualitativa, la riqueza natural que custodia y la importancia para la seguridad hídrica de los habitantes de su área. De los Montes de Oca depende el suministro de agua a dos municipios y decenas de comunidades indígenas wayuu. Maicao sin el río Carraipía sería una ciudad inviable.

Algunos tecnócratas juegan a ser dioses, sin pudor toman decisiones desde los escritorios de Bogotá, que perjudican de manera irreparable a una región de Colombia. Los autores del libro mencionado aseguran que los Montes de Oca es uno de los ecosistemas más amenazados de Colombia. Lo que no sabíamos era que la mayor amenaza venía de Parques Nacionales Naturales de Colombia.

Las puertas de la joya de la diversidad de La Guajira quedaron abiertas a la Pacific Rubiales gracias a Julia Miranda Londoño. Si tuviera dignidad debería devolver las condecoraciones que le han otorgado como ‘Guardiana de parques naturales’, y mandarse hacer un abrigo con la piel de un tigre de los Montes de Oca. Le luciría

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada