1/09/2013

ASI VA LA NEGOCIACION DE CONVENCION COLECTIVA SINTRACARBON



Comunicado No. 22
Sí Hay con Qué, las Cifras lo Dicen
En el desarrollo de este proceso de negociación, la compañía Carbones del Cerrejón, propiedad de tres grandes multinacionales (BHP Billiton, Angloamerican y Xstrata-Glencore), ha manejado un discurso contradictorio. Por una parte, difunde a los cuatro vientos su buen momento en cuanto a la superación de sus metas de producción y exportación de carbón para 2012; y por la otra, ante sus trabajadores - los verdaderos responsables de ese buen momento - maneja un argumento repetitivo y lastimero, casi de quiebra, que lo materializa con una avara oferta ante las peticiones justas que se le presentaron desde el 29 de noviembre pasado y que discutiremos hasta el día 19 de este mes.
Bien ha dicho Cerrejón, que en 2012 tenía planeado producir 33.3 millones de toneladas de carbón y llegamos a 34.6, es decir, un 4% más. Asimismo, su plan era exportar 32 millones de toneladas y logró enviar al mundo 800 mil más. Pero el asunto no se queda allí, ya que continúa con su proyecto de expansión (el P40), para elevar su producción a 40 millones de toneladas en apenas 2 años y con una inversión de 1.300 millones de dólares. Si bien reconoce que todo esto es “gracias al trabajo y la constancia de sus colaboradores”, parece que sus planes con nosotros, los obreros, se reduce a palmaditas en la espalda sin una justa distribución de las utilidades entre quienes generamos ese incremento productivo. Es decir, que le produzcamos más para que los dueños ganen más, pero que a la casa solo llevemos diplomas y medallitas, mientras crece nuestra problemática en salud, educación, ascensos, insolvencia y prestaciones económicas.
Que ponga las metas que quiera, su fuerza laboral se le mide. Pero acompañado de incremento en beneficios sustanciales en lo laboral, lo económico y lo social porque sabemos que hay con qué. Ésta compañía multinacional está entre las más grandes e importantes del país. Actualmente ocupa el puesto 18° entre las más grandes en inversiones, el 6º en ventas o ingresos operacionales y es la 3° en cuanto a utilidades o ganancias netas. En la minería del carbón, Cerrejón es la segunda en inversiones después de la Drummond, y la primera en ingresos operacionales y utilidades netas.
Según datos oficiales más recientes, las inversiones de la empresa o el activo total, presentaron un crecimiento en un solo año del 24.52%. Igualmente, su utilidad neta ascendió al 37.8%. La rentabilidad de Carbones del Cerrejón, según los expertos, es envidiable, ya que ascendió al 25.51% mientras que el promedio del sector, subió solo al 6.1%.
Por cada 100 pesos que le ingresan a Cerrejón, la empresa se gasta 53 en costos de producción y de estos, para cubrir la totalidad de los costos laborales destina apenas 6.50 pesos, incluyendo salarios, prestaciones, beneficios convencionales, seguridad social, cesantías y parafiscales. En otras palabras, si la intención es reducir costos y gastos, la compañía tiene un amplio panorama de donde puede echar mano, distinto al de su población trabajadora.
Todas estas cifras, dan cuenta entonces de la solidez financiera de esta multinacional. No en vano, sus accionistas planean invertir en ella 1.300 millones de dólares. No se entiende entonces que con esa solidez, Cerrejón, sin ruborizarse, presente a consideración de sus trabajadores dejar los beneficios convencionales tal como están, con apenas una indexación en los criterios económicos del 2.44% (en algunos puntos, para el trabajador el incremento es solo 2 mil pesos) y en salarios, del 3.44% para 2013. Muy lejos, lo hemos dicho, del aumento que nos hemos ganado al lograr superar las metas corporativas e, incluso, muy lejos de los aumentos que nos merecemos y nos hemos ganado tradicionalmente en convenciones pasadas.
Hoy, luego de haber discutido por 29 días y a escasos 11 de la terminación de la etapa de arreglo directo, las posibilidades de terminar en un acuerdo negociado se ven lejanas. Los trabajadores no aceptaremos, en ningún caso, que los dueños de esta empresa aumenten sus ganancias a costa de nuestro sudor y sin una justa compensación. Con este panorama tan crudo, se presenta la situación de hoy, sin asomo de convenio en punto alguno, como si fuera el primer día de conversaciones. Es hora entonces, de que vayamos teniendo conciencia de lo que significamos para Cerrejón y qué camino debemos tomar después del cercano 19 de enero. Lo que ha de ser, que sea.
Siempre adelante… Ni un paso atrás.
Barranquilla, 8 de enero de 2013.
COMISIÓN NEGOCIADORA
--

No hay comentarios:

Publicar un comentario