8/01/2012

La Guajira, rebelde por el desvío del río Ranchería



La Guajira, rebelde por el desvío del río Ranchería
 
Con la firme convicción de poder evitar la desviación del río Ranchería, cerca de tres mil personas marcharon por las principales calles de Riohacha para rechazar el proyecto de expansión de Cerrejón, empresa que espera explotar 500 millones de toneladas de carbón que están debajo de la mayor arteria fluvial de La Guajira. Igualmente, contra la explotación minera en el Manantial de Cañaverales, al sur del Departamento.
Organizaciones ambientalistas, estudiantes, docentes de La Guajira, partidos políticos, los sindicatos, las centrales obreras, las comunidades indígenas, la asociación de profesionales de La Guajira y la sociedad civil, iniciaron desde tres distintos puntos de la ciudad la manifestación que terminó en el Parque Padilla, donde se pronunciaron los dirigentes.
Una de las más decididas defensoras de este recurso hídrico de la península, Vicenta Siosi, la escritora indígena que le escribió una carta al Presidente Santos pidiéndole ayuda para los wayuu, se hizo presente con los colores de Colombia, pero pensando en su Guajira y, sobre todo, en su pueblo natal Pancho, un pequeño corregimiento de Manaure, cuya vida gira en torno al Ranchería.
“Estaba esperando este día, hay que decirle a Cerrejón, al Gobierno Nacional y a las multinacionales que nuestros recursos naturales son muy importantes, en especial el Ranchería, patrimonio cultural y económico para nuestros pueblos”, manifestó Vicenta.
Por su parte, María Cristina Figueroa Bouriyu, vino desde Provincial, el resguardo debajo del cual está la veta de carbón que pretende explotar el Cerrejón. Ella, al igual que su familia apoyaron la marcha porque consideran que en 30 años de explotación minera sus vidas no han mejorado sustancialmente.
“Desde ya nuestras familias están pensando en el desplazamiento al que estaríamos obligados si se da el proyecto de expansión. Es necesario que no solo con las marchas, sino con los foros se informe exactamente qué va a pasar con el Ranchería, si lo desvían, porque muchas comunidades han llegado a algunos acuerdos con Cerrejón, sin conocer los riesgos que esto implica”, dijo María Cristina.

En la marcha también estuvieron representadas las comunidades indígenas de Maicao, Manaure, Riohacha, Barrancas y Uribia.
Además de estudiantes locales, también vino un grupo de estudiantes de Estados Unidos, quienes adelantan una investigación sobre movilizaciones de las comunidades ante las acciones de las multinacionales.
Esteban Ferrero, un colombiano que vive hace varios años en ese país, indicó que se enteró de este posible desvío de un río en La Guajira a través de internet y que desde entonces quiso venir a conocer qué era lo que se pretendía hacer y cómo reaccionaba la comunidad, sobre todo los indígenas.
“Los cachacos también vinimos a defender el Ranchería”, afirmaron, por su parte, voceros del Polo Democrático.
En la marcha estuvo presente la dirigencia de ese partido, con su presidenta Clara López y el senador Jorge Robledo, quienes coincidieron en afirmar que con estas acciones se espera demostrar que en toda Colombia hay desacuerdo con la desviación del río Ranchería.
Por: Sandra Guerrero Barriga

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada