6/11/2012

El pulso por el río Ranchería

El pulso por el río Ranchería

El pulso por el río Ranchería
El proyecto P500 IIwo'yaa contempla la posibilidad de desviar el cauce del río Ranchería en 26 kilómetros para facilitar la extracción de carbón. / EL TIEMPO

Comunidades del sector están divididas por el posible desvío del afluente.

El desvío del único río que baña las tierras áridas de la alta y media Guajira -un proyecto de la multinacional Cerrejón para explotar carbón- tiene enfrentadas a las comunidades de este departamento.
Se trata del proyecto de expansión P500 IIwo'yaa, que pretende desviar el cauce 26 kilómetros para explotar cerca de 500 millones de toneladas del mineral que están bajo su lecho antes del 2033.
"El río Ranchería no se toca, no esperaremos a que el último hombre esté envenenado o enfermo y el último pez muerto para darnos cuenta de que no podemos comer dinero", dijo Emilsa Rojas, líder cívica de La Guajira.
Pero otros miran el proyecto de otra manera. "Cerrejón nos ha prometido compensaciones que necesitamos", dijo Ana Pino, wayú de Pancho.
Aunque el presidente de Cerrejón, Roberto Junguito Pombo (ver entrevista), asegura que el proyecto está en etapa de prefactibilidad, hay quienes creen que el debate no es prematuro. La empresa, de la mano del Ministerio del Interior, inició el proceso de consulta con los wayús, y es aquí donde se juega su viabilidad.
Habitantes de las comunidades de San Antonio, Pancho, La Florida, Flor de Olivo, Marquito, Pipamana y El Guajiro dicen que el desvío es innegociable. Ellos se suman a las cerca de 4.000 personas que marcharon en contra de la iniciativa el año pasado en la región.
Y aunque la minería ciertamente se ha satanizado en algunos sectores del país, el sello Cerrejón tiene varios puntos a su favor. El primero, su amplia trayectoria en temas de impacto ambiental y sostenibilidad. De hecho, esa firma es considerada pionera en prácticas de cargue directo de carbón, que no tienen otras industrias en el país y que minimizan la contaminación.
También cuenta su capacidad para rehabilitar áreas explotadas. Precisamente, voceros de la empresa dijeron que de las cerca de 12.000 hectáreas que ya han intervenido en el país, esta semana la firma completó el proceso de rehabilitación y reforestación de 3.000 -antes de lo previsto- con programas de bancos de suelo y de conservación de biodiversidad.
En lo que tiene que ver con la relación con las comunidades, el proyecto de desvío del Ranchería ya ha establecido un acta de preacuerdo del proceso de consulta previa, en el que algunas comunidades plantearon necesidades que se deberían suplir para aceptar el desvío. Entre otras, lanchas, implementos para pesca y canchas de fútbol.
No obstante, la polvareda entre quienes están con el proyecto y quienes no, no para. Simón Gaviria, jefe del liberalismo, viajó a la región y, tras escuchar varias versiones, enfatizó: "El Partido Liberal le dice no a la licencia para desviar el río". Otras voces en contra se oyen por cuenta del contralor delegado para el medio ambiente, Jorge Enrique Cruz, para quien los impactos ambientales son impredecibles, por lo que debería regir el principio de prevención; y Julio Fierro, exasesor del Ministerio de Ambiente, que considera los estudios del Cerrejón poco contundentes.
Por ahora, lo cierto es que si Cerrejón se decide a presentar el proyecto, el Ministerio de Ambiente tendrá solo tres meses para decidir si da o no luz verde a este proyecto.
'No será un proyecto negativo'
El presidente de Cerrejón, Roberto Junguito Pombo, habló con EL TIEMPO sobre el proyecto de desvío del río Ranchería.
¿De dónde nace este proyecto?
Este proyecto está hasta ahora en la etapa de prefactibilidad. El desvío del Ranchería, como otras alternativas, se está evaluando. De hacerse se haría en la zona minera, no en ningún sitio donde vivan comunidades.
¿En qué van los trámites y permisos con el Gobierno?
No hemos pedido un solo permiso formal, porque aún estamos evaluando.
Solo a finales de este año se daría ese momento, cuando decidamos qué proyecto se va hacer.
¿Cuál es la posición de Cerrejón?
No vamos a hacer un proyecto negativo para el ambiente y las comunidades. Creo que podemos hacer un proyecto sostenible ambiental, económica y socialmente
¿Existe la posibilidad de que no se desvíe el río?
En este momento existen todas las posibilidades.

Natalia Herrera
Enviada especial de EL TIEMPO
Barrancas (La Guajira).
Herramientas

1 comentario: