6/29/2012

"Con chivos y vacas buscan que demos el sí al proyecto minero de El Cerrejón

"Con chivos y vacas buscan que demos el sí al proyecto minero de El Cerrejón"

DENUNCIALíderes indígenas de La Guajira denuncian que hay ofertas y presiones para que se decanten a favor del proyecto minero que busca explotar 500 millones de toneladas de carbón y que implicaría la desviación de 26 kilómetros del cauce del río Ranchería. El Cerrejón explica que existe un proceso concertado para prevenir, mitigar y compensar cualquier afectación.
Viernes 29 Junio 2012
En los primeros días de junio, la familia de Bacilicia Paz, una indígena Wayuu-Painwa del norte de La Guajira, fue llamada a una reunión en la que se convocaba a toda la gente de su comunidad, la de Villaesperanza.

El encuentro tenía como finalidad convencer a los asistentes de firmar un papel en el que dieran el sí a un proyecto de minería de la empresa El Cerrejón, que implicaría en un futuro (se estima que en el 2023) la desviación de 26 kilómetros del cauce del río Ranchería para explotar cerca de 500 millones de toneladas de carbón que yacen bajo sus aguas.

Bacilicia estaba acompañada de su mamá, su hermana y su tía, las cuatro mujeres de este matriarcado eran las encargadas de decidir en su familia sobre este delicado tema. La moneda con la que se estaba negociando el sí al proyecto eran: chivos, vacas, hilazas o algunas máquinas. Al finalizar la reunión Bacilicia, de 50 años, se negó a seguir las órdenes de su madre y a diferencia de sus familiares dijo no al proyecto.

"Nos están dividiendo, están comprando a la gente para que apoyen el proyecto, pero no todos lo vamos a aceptar porque el río es lo único bueno que tenemos, es nuestra vida y no vamos a permitir que nos lo quiten", le dijo Bacilicia a Semana.com.

Al igual que Bacilicia, son varios los líderes que han denunciado esta práctica. Una joven indígena que prefiere mantener el anonimato, le dijo a Semana.com que dos semanas atrás y mientras estaba en el hospital cuidando de su hijo hospitalizado, recibió una visita de unos enviados por el Ministerio del Interior para realizarle una consulta previa. Ella, indignada, les pidió que abandonaran el lugar.

Pero otras llamadas no han sido tan amistosas. "También nos están amenazando, nos dicen que no nos opongamos al proyecto para que no tengamos problemas", denuncia otro de los líderes que se movilizaron hasta Bogotá para buscar el respaldo de la comunidad internacional y manifestarle al Ministerio del Interior su inconformismo.

¿Por qué una consulta tan temprana?

El principal malestar que hay entre los indígenas y entre otros sectores de la sociedad se debe a la prisa con la que el Ministerio del Interior y la empresa del Cerrejón están actuando. Además cuestionan las condiciones en las que se está realizando la consulta previa, porque no se trata de exponer el proyecto, sino que están "negociando" el respaldo por parte de las comunidades.

"Consideramos una falta de respeto que el Gobierno cite a actividades en nuestro territorio sin nuestro consentimiento, sería igual que si nosotros convocamos una reunión en su casa sin su permiso", le explicó Óscar Guariyu, el representante legal de la Asociación de Autoridades y Cabildos Indígenas Wayuu del sur de la Guajira.
En ese mismo sentido se pronunció la representante legal de la comunidad indígena, Dora Lucy Arias, quien hace parte del Colectivo de Abogados José Alvear Restrepo. Arias le dijo a Semana.com que el reclamo principal que hacen en este momento las comunidades es que se suspendan todos los trámites, hasta que se establezca el principio de la buena fe, porque "lo que se está haciendo no es una consulta. Ellos no están haciendo ninguna pregunta, lo que se está realizando es una negociación donde se busca persuadirlos para que firmen a favor del proyecto".

Igualmente, el senador Jorge Robledo, del Polo Democrático, mostró su indignación sobre este asunto en una carta que le envió al ministro del Interior, Federico Renjifo. "Adelantar una consulta previa sin que El Cerrejón haya solicitado la licencia ambiental viola la ley, porque el artículo 12 del Decreto 1320 de 1998 dispone que las consultas previas se deben realizar después de que el interesado solicite la respectiva licencia ambiental y publique los estudios técnicos que sustentan el proyecto", explica Robledo en su misiva.

Autoridades: no saben, no responden

Entre los propios indígenas ha resultado muy sorpresivo que se esté adelantando este tipo de reuniones con la comunidad cuando el propio presidente de Cerrejón, Roberto Junguito Pombo, ha asegurado que este proyecto se encuentra en su etapa de prefactibilidad y que el desvió del río se encuentra apenas en evaluación.

Sobre estas acusaciones, la empresa emitió un comunicado en el que asegura lo siguiente: "No se está entregando bienes o dinero a las comunidades indígenas a cambio de la aprobación de un proyecto, sino que, por el contrario, ha establecido un proceso concertado de identificación de impactos y del proyecto y de medidas de manejo para prevenir, mitigar y compensar cualquier afectación que el proyecto pueda generar".

Por su parte, el Ministerio del Medio Ambiente y Corpoguajira, la entidad ambiental del departamento, dicen no haber recibido ninguna solicitud de una licencia ambiental para desviar el rio Ranchería.

Semana.com intentó reiteradamente ponerse en contacto con Rafael Torres, director de la consulta previa del Ministerio del Interior, pero no fue posible.

1 comentario:

  1. Este gobierno minero quiere condenar al pueblo a que deje su economia agricola por el total deterioro del ambiente , sacrificando los nacimientos , rios , lagunas , bosques ,aire ,a gua , salud del todos los habitantes de Colombia ,
    Los SANTANDEREANOS rechazamos el atentado que se pretende hacer con el rio Rancheria y solicitamos respaldo para rechazar tambien la Gran mineria en el Paramo de Santurban que deja sin Agua a la Zona Metropolitana de Bucaramanga

    ResponderEliminar