3/29/2017


INVITACIÓN A REUNIÓN URGENTE DE LÍDERES Y  ORGANIZACIONES SOCIALES, ÉTNICAS, CÍVICAS Y POLÍTICAS DE LA GUAJIRA
Fraternales saludos:
La entrega a multinacionales de nuestros recursos minero como el gas, el carbón, energía eólica, la sal de Manaure; las privatizaciones del sector salud, los servicios públicos domiciliarios y la educación;  el recorte del gasto público; la y la tercerización laboral, acompañada de una profunda corrupción y desinstitucionalización política e institucional han llevado a La Guajira a  este callejón sin salida. Hoy esta situacion se agudiza con la intervención del gobierno nacional y los paros del magisterio y de las madres comunitarias.
Dado lo anterior, el Comité Cívico por la Dignidad de La Guajira, se permite invitarle a una reunión mañana 30 de marzo en  las instalaciones del Liceo Padilla de Riohacha, a partir de las 4:00 p. m, con el fin de analizar de conjunto esta situacion y diseñar un plan de trabajo  unitario que nos lleve a superar este estado de cosas calamitosas para nuestro pueblo-
Atentamente,
Felipe Rodriguez R
Presidente.


3/26/2017

El oro o el paraíso




El oro o el paraíso


Por: Héctor Abad Faciolince
Con el oro podría escribirse uno de los capítulos más alucinantes de la interminable historia de la estupidez humana. Básicamente, el oro es un metal inútil. Resistente, brillante, sin duda, pero salvo una corona en las muelas, algunas cantidades mínimas en microcircuitos, y joyas que en realidad solo tienen la función de hacer alarde de riqueza, el oro no sirve para ningún otro fin que para ser atesorado en las cavas gigantescas de los bancos centrales del mundo. Si fuera útil de verdad, lo sacarían de allí y lo usarían en algo, pero pasa la vida guardado en lingotes apilados que duermen protegidos en bóvedas blindadas, secretas, custodiadas. Su valor no es real, sino simbólico.
La mayoría de los países ricos tienen grandes reservas en este metal. Estados Unidos, ocho mil toneladas; Alemania, tres mil; Italia y Francia, dos mil quinientas cada una; Rusia, mil seiscientas; Suiza, mil toneladas. Algunos pocos países sensatos han vendido sus reservas en oro y han invertido lo recaudado en cosas más importantes, útiles y rentables. Pero la gente de a pie se parece a los países. Si hablamos de joyas, solo en Estados Unidos hay 83 mil toneladas de oro repartidas en cuellos, dedos, muñecas, pechos, pero sobre todo en cajas fuertes y escondites. ¿Para qué? Para nada, o para sentir una especie de seguridad ilusoria. Mucha gente se muere sin revelar dónde guarda su oro, y se lleva a la tumba el secreto de esta loca pasión humana que no ha traído más que muertos, guerras, saqueos, robos, destrucción, crímenes ecológicos, genocidios.
Yo he escrito con amor y con pasión sobre un paisaje situado en una zona áspera y agreste, pero extraordinaria: el paraíso campesino, agrícola, ecológico, boscoso, montañoso, paramuno del Suroeste antioqueño. Es un territorio de gran belleza, que mis antepasados me enseñaron a querer y a proteger. Allí, escondida entre las peñas de Támesis, Tarso y Jericó, hay una finca y una región más o menos real y más o menos soñada que yo quise reconstruir en una novela: La Oculta. Sobre esas mismas veredas y caminos escribió con gran propiedad y acierto Manuel Mejía Vallejo. Esa tierra sigue siendo nosotros, como habría dicho él.
Pues bien, olfateando con sus voraces narices el oro y el moro, o tal vez el cobre o el níquel o la plata, o vaya a saber qué otros metales y minerales preciosos o semipreciosos, una empresa multinacional (de capital canadiense, surafricano y norteamericano, en su mayoría) de muy dudosa reputación aquí y en otros países del mundo, la Anglogold Ashanti, viene haciendo, casi en sordina y como sin querer queriendo, exploraciones en este amplio territorio al occidente del río Cauca. A esta empresa minera, en una apertura de patas vergonzosa por parte del Estado colombiano, en años recientes le fueron otorgadas más de 8 millones de hectáreas para exploración, y un área no definida, pero enorme, de títulos mineros. Estos están incluso en páramos, en parques nacionales, en lagunas, humedales y hontanares de agua, en reservas forestales que tienen delicados ecosistemas donde crecen plantas y animales únicos. Pero los indicios de oro para estas empresas son como el olor de la sangre para los tiburones.
No estoy en contra de todo tipo de minería. Uso computador, tengo reloj, tengo carro y bicicleta, y para todos estos objetos se requiere sacar de la tierra hierro, aluminio, cobre, litio, e incluso algo de oro (aunque con el que ya hay sacado habría oro de sobra hasta el final de los tiempos). Pero la vocación de ciertos territorios únicos no es la minería. Hay lugares en los que la riqueza del paisaje, de la fauna y la flora es infinitamente más valiosa que el oro. El Suroeste antioqueño es una fábrica de agua, de pájaros, de nubes, de increíble belleza para todos los sentidos. Incluso económicamente, su gran riqueza es y será esa: deleitar. No vamos a permitir de brazos cruzados que los tiburones de la codicia nos destruyan, pintándonos pajaritos de oro, el paraíso.


3/24/2017

CRISIS DE LA ALIMENTACIÓN Y TRANSPORTE ESCOLAR EN LA GUAJIRA



                      
CRISIS DE LA ALIMENTACIÓN Y TRANSPORTE ESCOLAR EN LA GUAJIRA
Mauricio Enrique Ramírez Álvarez
Ex Director de Planeación Departamental.
La población rural indígena wayuu vive tan dispersa que la única solución viable es garantizar el acceso a  aulas cerca de las comunidades.
En el año 2016 se matricularon al sistema educativo en los 15 municipios 91.395 niños indígenas, todos rurales y dispersos, siendo atendidos por 1.226 centros etno educativos y  aulas satelitales.
Atender esta corte de estudiantes con transporte escolar y alimentación escolar implica recursos cuantiosos que desbordan el presupuesto disponible.
Revisemos el caso del Transporte Escolar:   


En el 2016 en La Guajira se matricularon 91.395 niños indígenas, como no hay carreteras sino trochas, no puede pensar en usar buses o busetas, deben ser carros tipo 4 puertas y 4x4, estos pueden llevar máximo 6 niños (y eso ya es sobrecupo), bajo este escenario, garantizar el transporte escolar a toda esta población rural dispersa requeriría de 15.233 vehículos lo que costaría $913.950.000.000 de pesos, es decir, casi un billón de pesos.
Pensemos que parte de estos niños se ubiquen cerca de los colegios, y manejando en porcentajes, la inversión necesaria seria la siguiente:      
                 
El presupuesto global del Educación del Departamento para el año 2017 es de $229.200.198.488, donde el 90% o más está destinado a cubrir nómina de docentes, es decir, transportar estudiantes costaría casi 4 veces el presupuesto del Departamento para educación.
 La Alimentación Escolar.

Consultado el SECOP, en un proceso aperturado para el año 2017 por la Alcaldía de Cúcuta, norte de Santander, el costo por ración diaria quedo estimado en $3.686,96.                       
[Usando el mismo procedimiento para calcular costos, pero esta vez sobre una base de 22 días calendario escolar mes y 10 meses de clases 40 semanas), obtenemos que el costo para alimentar a los niños (usando la matricula del 2016) sería de 74.133.336.024 pesos para el 2017.             
           
El Presupuesto del Departamento de La Guajira destinado para atender el PAE asciende a solo  $19.238.559.315 para el año 2017 para atender jornada regular y jornada única urbana y rural, pero el costo de la tabla anterior es solo para indígenas rurales dispersos.
Hay que aclarar que parte del valor disponible en el Departamento son saldos 2016 no ejecutados por problemas de contratación, es decir, son recursos extraordinarios y no regulares.


Esta situación hace que los niños especialmente indígenas de rancherías dispersas cuya oferta escolar está a muchos kilómetros de distancia, y sumado a su pobreza multidimensional que según el DANE sobrepasa el 90%, y ante los altos costos del transporte escolar, más la inexistencia de vías aptas (son trochas), y la baja cobertura del PAE que genera hambre, y otros factores como la precarias aulas, falta de agua, etc., contribuyen a  tan alta tasa de deserción escolar existe, calculada en el 93% para Manaure y 95% para Uribía, lo que explica porque la existencia de los mal llamados “NIÑOS FANTASMAS”, que no son sino niños que se matriculan e inician el ciclo escolar pero que por la pobreza y el hambre y las distancias, y los exiguos recursos asignados para atenderlos, les impide estudiar, vulnerándose a si sus derechos a la educación..
Combatir esta situación es uno de los grandes retos del Departamento, los Municipios y la Nación, donde el primer paso que se debe realizar es reconocer la existencia de esta problemática.



3/22/2017

DENUNCIA PUBLICA : SE AGUDIZAN LOS PROBLEMAS CON LOS NIÑOS EN LA GUAJIRA




DENUNCIA PÚBLICA
Uribía 22 de Marzo 2017

JORGE GUSTAVO EPIEYU, es un niño de 20 meses Hijo de MARÍA DE LOS SANTOS EPIEYU residente en la comunidad indígena  de San Martín, corregimiento de Carrizal jurisdicción del Municipio de Uribía.

Por accidentes domésticos sufridos el día 16 del presente mes y año,  el niño sufrió quemaduras de tercer grado en el cuerpo, en donde la autoridad tradicional YOLEIDIS PANA, activó las rutas de atención correspondientes al caso, acudiendo  inicialmente a la Asociación de autoridades tradicionales indígenas KOOT’TIRRAWA administradora de los recursos de primera infancia de esta comunidad,  pero la respuesta del dueño, el señor ELVIS ROMERO fue tajante, manifestando que ese suceso no era de su competencia, incurriendo en una grave OMISIÓN de sus funciones como operador de la primera infancia en la comunidad de Carrizal, ya que no solo es suministrar la miseria de alimentos que brindan si no también estar atentos a brindar cualquier ayuda humanitaria a la primera infancia como fuera la emergencia que se presentara con el niño JORGE GUSTAVO EPIEYU, quien se encuentra al borde de la muerte en la clínica de la Costa en la ciudad de Barranquilla y a la suerte de lo que puedan hacer los médicos por salvarle la vida.

Bajo sus propios medios, la autoridad tradicional trasladó  al niño hasta el hospital del municipio de Uribía y por la gravedad de las lesiones fue trasladado hasta la ciudad de Barranquilla, siendo recluido en la Clínica de la Costa de esa ciudad.

Desafortunadamente el niño JORGE GUSTAVO Presento un alto estado de desnutrición al momento de ser ingresado a UCI, situación que agravó  su estado de salud, manteniéndolo hoy al borde de la muerte.

Es preocupante la indiferencia de ICBF Regional Guajira y la fundación KOOT’TIRRAWA  como entes defensores y administradores de los recursos de la primera infancia, frente a los sucesos de esta familia wayuu, motivos fundados que exigen la intervención de los entes de control, ya que es evidente la OMISION en que incurren frente a sus responsabilidades.

Se le agradece las gestiones del señor Mauricio Ramírez, Miembro activo del movimiento indígena de la Gran #NaciónWayuu, Por sus coordinaciones a fin de poder brindarle a la madre del niño y a la Autoridad Tradicional la estadía y alimentación en la ciudad de Barranquilla, al igual que el apoyo de amigos y demás miembros del movimiento.

Maria de los Santos Epieyu
Madre de Jorge Gustavo.


CC: Presidencia de la Republica, Fiscalia General de la Nacion, Procuraduria General de la Nacion, Defensoria Nacional del Pueblo, ONU y prensa Radial y escrita.

3/02/2017

El zarpazo final de Santos a la educación: nuevo recorte de transferencias y de recursos.

El zarpazo final de Santos a la educación: nuevo recorte de transferencias y de recursos.


El zarpazo final de Santos a la educación: nuevo recorte de transferencias y de recursos.

Aurelio Suárez Montoya

En un documento presentado a la Junta Nacional de Fecode el 23 de noviembre de 2015 [1] advertí que ligar las transferencias a los Ingresos Corrientes de la Nación “no aparece como la mejor opción en el corto plazo” por “las perspectivas fiscales” del país, a partir de las cuales se fundaba la intención del gobierno de Santos de “trasladar los costos de la crisis a las clases medias y trabajadoras, limitando los salarios; evadiendo las deudas laborales contraídas; haciendo recortes a la inversión y al ‘gasto social’ y aumentando los impuestos regresivos”.[2]
Dicha afirmación quedó confirmada con el alza miserable del salario mínimo, la reducción de los presupuestos a la salud en el 8,6% y a la inversión en educación en el 12,1% [3] y la inicua y neoliberal Reforma Tributaria que refuerza la política económica al servicio del Capital Extranjero, cargando a las mayorías nacionales con impuestos indirectos hasta el 90% de los $92 billones de más que se recaudarán entre 2017 y 2022,[4] en tanto concede rebajas impositivas exorbitantes al gran capital financiero y firmas transnacionales de todo tipo y, en especial a mineras, petroleras y de infraestructura. Así mismo, los grupos sociales más encumbrados, que derivan sus ingresos de las rentas del capital, resultaron claramente favorecidos.
En el caso de las transferencias, desde febrero de 2016, el Departamento Nacional de Planeación (DNP) venía insistiendo en que una vez fenecido el Acto Legislativo 04 de 2007, “A partir de 2017, el SGP se incrementará anualmente en un porcentaje igual al promedio de la variación porcentual que hayan tenido los ingresos corrientes de la Nación durante los cuatro (4) años anteriores, incluido el correspondiente al aforo del presupuesto en ejecución”,[5] para lo cual se apoyaba “según lo señalado en el artículo 357 de la Constitución Política y el parágrafo transitorio 1 del mismo artículo”.[6]
En ese mismo documento el DNP ya estimaba que el incremento sería del 7,2% para 2017[7] lo que implicaba que, en comparación de la inflación, entonces calculada en el 6,5%[8], más el 3% y más el 1,8% -con destinación a la educación- se estaba preparando una rebaja sustancial a la bolsa general de las transferencias y de forma particular a la destinada a la educación.
En efecto, el DNP en enero 25 de 2017, en el documento “Distribución de los recursos del sistema general de participaciones, SGP-14-2017[9] ya fijaba en la suma de $20,504 billones el monto destinado para el SGP en el rubro de educación.[10] Dicha cifra se corroboró en el documento del DNP, “Distribución de los recursos del sistema general de participaciones, SGP-15-2017”, de febrero 13 de 2017, (hace siete días al momento de escribir este artículo) al asignarle al sector educativo el 58,5%, más un ajuste por diferencia en inflación entre 2016 y 2017, de un monto total para la vigencia del SGP de 2017 fijado en $36,296 billones.[11]
¿Resulta en mayores o menores recursos para las transferencias la aplicación del artículo 357 bajo el dictado del DNP? ¿Traslada más dinero para la educación? Veamos.
Cuadro No.1 Variables para cálculo de crecimiento del SGP – 2017.
VariableValor
Inflación 20165,75% [12]
Crecimiento promedio Ingresos Corrientes de la Nación en los últimos cuatro años 
5,93% [13] – [14]
Monto SGP-2016 (base)$33,628  billones [15]
Monto SGP 2017 = SGP 2016+ SGP 2016(inflación +3%+1,8%)$37,174 billones
Ahora bien, ¿Cómo puede compararse lo asignado por el DNP para el SGP para 2017 con el resultado en el caso de haberse aplicado la fórmula que regía hasta 2016? Un ejercicio comparativo al respecto puede verse en el cuadro No. 2.
Cuadro No. 2 Comparativo para SGP y transferencias para Educación, según DNP y según fórmula hasta 2016. (Billones de pesos)

VariableSegún DNP
(a)
Según fórmula 2016 (b)Variación absoluta
a-b
Variación
Porcentual
a-b *
SGP-201736, 29637,174-0,878-2,36%
Crecimiento Transferencias respecto 2016 (%) 
9,1%
 
10,5% **
 
 
-1,4%
Educación ***21,23322,408-1,175-5,24 %
(*)Se entiende como el porcentaje en el cual se redujo; (**) resulta de 5,75% +3% +1,8%; (***) En 2016 es 58,5% del total del SGP +1,8% SGP y en 2017, sólo 58,5% del SGP.

Del cuadro anterior se infiere que debido a la retoma del artículo 357 de la Constitución, para 2017, el monto total de las transferencias disminuyó en casi 900 mil millones de pesos, el 2,36%, frente a lo que se elevaría respecto a la fórmula anterior, y el relacionado con la educación se resiente aún más, no solo porque decayó dicha suma global sino porque además se perdió el 1,8% adicional contemplado hasta 2016, lo cual reduce los recursos respectivos en 1,175 billones de pesos, un equivalente al 5,24% del valor esperado de haberse aplicado la fórmula anterior.
            El gobierno de Santos corrió presuroso a retomar los ICN como base para las transferencias, el mismo Santos que en 2001 como ministro de Hacienda del gobierno de Andrés Pastrana los desechó como fuente, consciente no solo de que iba a trasladar menos recursos para 2017, sino que a futuro arranca con una base reducida en 2,36%. De ese modo aplica una soterrada Reforma Tributaria que le produce -de entrada- un ahorro de cerca de un billón de pesos afectando, pese a su falsa retahíla sobre “Colombia, la más educada”, a la educación pública del país.
Y, si para definir la bolsa de 2018, el crecimiento de los ICN de 2017 respecto a 2016 llegara a ser inferior a 5,63%, que fue el porcentaje  de elevación entre 2013/2012 que es al que reemplazará entonces en el mecanismo de fijación del alza del SGP, la lesión a las transferencias en los últimos dos años de Santos para municipios y departamentos será aún mayor y para la educación podría significar más de dos billones para ese último periodo de su segundo mandato.
Y si a lo anterior se agregan los efectos que tendría el Proyecto de Ley “Por el cual se regula la política de gasto público en subsidios…”, también promovido por el DNP y al tenor de los dictados de la OCDE, el daño de la administración Santos contra la educación pública no tendría antecedentes. Dicho Proyecto se centra en que “muchos de los programas involucrados se encuentran mal focalizados hoy día, lo que en ocasiones implica ineficiencia y regresividad en el gasto público”. [16]
El DNP ha puesto entre tales programas “los relacionados con la educación” y entre ellos destaca que “la mayoría de estos recursos fueron destinados a financiar la gratuidad de la educación básica y primaria en instituciones públicas oficiales”, que los estima en $18,1 billones (2015).[17] Es decir, más allá de afanes fiscales, se vislumbra que el gobierno de Santos intentará hacer una reforma constitucional contra el artículo 67 de la Constitución, que prescribe la gratuidad de la educación en las instituciones del Estado. [18]
Para 2017 y 2018, el gobierno de Santos prepara los últimos garrotazos a la educación colombiana, lo añadirá a los que ya le ha propinado en seis años: la reducción de $1,1 billón al desarrollo científico; el abandono de la universidad pública; la falta de un sistema de salud digno para el magisterio; la eliminación del preescolar de tres años;  los nefastos decretos 501, 915 y 490, que no sólo hacen de la Jornada Única una burla, sin calidad ni condiciones mínimas, sino que arrasan la autonomía escolar y los parámetros de la jornada laboral;  fomenta por doquier los colegios en concesión; y, en la línea del envilecimiento de la profesión docente, la creación de un tercer régimen contractual para los docentes provisionales en el marco del decreto 1278. Así ya no sólo mantiene dos estatutos sino que, de hecho, instaura un tercero.
Sin duda, Santos – con su proceder en ocho años- ratificará su historial de evidente enemigo de la educación pública y su talante privatizador y esencias neoliberales. Seguramente lo es tanto como sus antecesores pero no menos que ninguno de ellos.
[1] Véase Suárez Montoya Aurelio, “Evolución de la economía global, nacional, situación fiscal y SGP”, Junta Nacional de Fecode, noviembre 23 de 2015. 

[2] Ibíd. pag.35 

[3] Cálculos Natalia Moreno, UTL senador Jorge Robledo, sobre proyecto PGN.

[4] http://app.eltiempo.com/opinion/columnistas/impuestos-indirectos-bajos-salarios-y-champa-a-en-wall-street/16788728

[5] DNP, “Recomendaciones para la proyección y estimación de los recursos del sistema general de participaciones 2017-2019”, febrero 18 de 2016, página 23. 

[6] Ibíd, nota de pie de página. 

[7] Ibíd, página 23. 

[8]http://www.minhacienda.gov.co/HomeMinhacienda/ShowProperty?nodeId=%2FOCS%2FP_MHCP_WCC-042816%2F%2FidcPrimaryFile&revision=latestreleased, página 62. 

[9] DNP, “Distribución de los recursos del sistema general de participaciones, SGP-14-2017”, enero 25 de 2017. 

[10] Ibíd, página 6. 

[11] “Distribución de los recursos del sistema general de participaciones, SGP-15-2017”, página 6, febrero 13 de 2017. 

[12] https://www.dane.gov.co/files/investigaciones/boletines/ipc/cp_ipc_dic16.pdf

[13] Viene de ICN 2012: $96,335 billones; 2013: $101,763 billones; 2014: $108,958 billones; 2015: $117,084 billones y 2016: $121,3 billones. Fuente 2012-2015 en 

http://www.minhacienda.gov.co/HomeMinhacienda/faces/oracle/webcenter/portalapp/pages/politicafiscal/GobiernoNacionalCentralGNC.jspx?_afrLoop=668163557353933&_afrWindowMode=0&_afrWindowId=7j49115mq_47#!%40%40%3F_afrWindowId%3D7j49115mq_47%26_afrLoop%3D668163557353933%26_afrWindowMode%3D0%26_adf.ctrl-state%3D7j49115mq_75

[14] Con base en lo anterior el incremento ICN 2013/2012= 5,63%; 2014/2013= 7,07%; 2015/2014=7,45% y 2016/2015=3,6%.  Cálculo promedio últimos 4 años así: 5,63+7,07+7,45+3,6=23,02/4=5,93%. 

[15]http://www.minhacienda.gov.co/HomeMinhacienda/ShowProperty?nodeId=%2FOCS%2FP_MHCP_WCC-047577%2F%2FidcPrimaryFile&revision=latestreleased, página 28. 

 

 

[16]http://www.imprenta.gov.co/gacetap/gaceta.mostrar_documento?p_tipo=05&p_numero=186&p_consec=46652, página 48. 

[17] Ibíd. página 54. 

[18] http://www.constitucioncolombia.com/titulo-2/capitulo-2/articulo-674

2/28/2017

REUNION DE ORGANIZACIONES Y DIRIGENTES SOCIALES DE LA GUAJIRA




REUNION DE ORGANIZACIONES Y DIRIGENTES SOCIALES DE LA GUAJIRA
Con el fin de analizar la situacion de crisis económica, social y política en que se encuentra el departamento de La Guajira, el Comité Cívico por La Dignidad de La Guajira, invita a las organizaciones y dirigentes sociales, sindicales, cívicas, étnicas, comunales, gremiales y políticas a una reunión.
Fecha: 2 de marzo
Hora: 9:00 a.m.

Lugar: Auditorio del Hospital Nuestra Señora de los Remedios de Riohacha.